miércoles, 23 de noviembre de 2011

Por el derecho de jugar ajedrez

Mucho calor hizo el domingo en la Plaza Belén de Villa Alemana. Tanto, que quedé bastante quemado, sobre todo en mis brazos, mi cara y mi cada vez más despejada cabeza. A los niños eso parecía no importarles, pero yo anduve buscando la sombra de los árboles toda la mañana.  
Nueve de los catorce que habían comprometido su presencia, aparecieron finalmente: Bastián Gutiérrez, Enrique López, Franco Vergara, Monserratt González, Matías Valenzuela, Jorge Moreno, Alvaro Frez, Brian Mella y Franco Saravia. Para mi sorpresa, llegó también Annabelle Gaete, junto a su hermano Benjamín (que fue jugador de nuestro equipo hace algunos años) y toda su familia. Grato fue ver también a Miguel Olivares, también ex ajedrecista del colegio, que llegó a darnos su apoyo. En cuanto al torneo, se jugó en sólo tres categorías, Sub 12, Sub 16 y Open, aunque la premiación se hizo separando a los jugadores en las series más habituales: Sub 8, 10, 12, 14 y 16. Como siempre, contamos con el respaldo del Centro de Padres, que nos ha aportado con colaciones para los niños cada vez que han tenido que jugar. Mi reconocimiento y gratitud son para ellos.
Curiosamente, los mejores del torneo fueron los mismos que recibieron medallas en el Colegio Los Reyes. Bastián Gutiérrez y Franco Vergara se ubicaron segundo y tercero entre los Sub 12, mientras que Enrique López y Monserratt González fueron primero y segunda en Sub 14. A ellos se sumó la medalla como mejor dama que obtuvo Annabelle en Sub 10, la primera que obtiene desde que juega en el equipo. Por su parte, su hermano Benja fue segundo en la Sub 16, demostrando que conserva intacto el talento que tantas veces desplegó como miembro de nuestro equipo. En la competencia por colegios, el excelente desempeño de todos -no sólo de los premiados- permitió que los nuestros se quedaran nuevamente con la copa de campeones, imponiéndose ante el Colegio San Antonio y la Escuela Violeta Parra. 
Arriba: Bastián Gutiérrez, Matías Valenzuela, Jorge Moreno y Enrique López.
Abajo: Monserratt González, Franco Vergara, Franco Saravia y Brian Mella.
Los niños celebraron con la alegría de siempre, posando para las fotos con una bandera chilena que trajo Franco Saravia, en la que se leía "La educación es un derecho". Y el ajedrez, para ellos, forma parte de ese derecho. Que nadie me diga que los cabros de hoy no quieren aprender, o que les da lo mismo esforzarse por ser mejores. Aquí hay un grupo de niños ejerciendo su derecho a la educación cada vez que se levantan temprano para ir a un torneo, cada vez que practican en los recreos, cada vez que comparten un nuevo truco en el tablero.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada